sábado, 23 de noviembre de 2013

Guías de estilo de programación

Tim Lucas (Creative Commons)


«Ni la destreza ni la rapidez otorgan a una obra influencia duradera ni perfección en su belleza».


Plutarco (d.C. 46-50 - d.C.120), historiador y ensayista griego.

Millones de personas en el mundo escriben decenas de líneas de código al día. Programar es un arte que requiere una serie de aptitudes humanas que no solo incluyen la destreza en la resolución de problemas de razonamiento estricto (aptitud analítica). Así, un buen programador debe tener también capacidad de concentración, paciencia, interés por las últimas investigaciones (capacidad de cambio), memoria para recordar variables, funciones de ayuda y zonas de código, además debe de ser ordenado y limpio con el programa que está escribiendo. La imaginación juega también un papel importante en los talentos del programador, pues la capacidad de crear software original y atractivo que resuelva problemas a la sociedad es el punto de partida para el éxito como desarrollador e investigador. Los grandes programadores de la historia no se han destacado nunca por escribir programas "a la carrera", sino por su capacidad de innovación y creatividad en un producto complejo que les ha llevado años de trabajo. Por este motivo, el estudiante de la UNED, con su capacidades de autodisciplina, constancia y esfuerzo de superación es la persona ideal para embarcarse en proyectos software innovadores de alta complejidad que requieran dedicación a largo plazo.

Uno de los talones de Aquiles de los programadores actuales es la legibilidad y el orden del código. Escribir un buen programa requiere un estilo que implica muchos factores a tener en cuenta. De estos factores depende la calidad y el mantenimiento del proyecto. Es importante, en consecuencia, tener presente cómo usar las excepciones, el principio de la Ley de Demeter, los espacios en blanco, la tabulación, la capitalización de los identificadores, la estructuración de los paquetes, etc. De este modo, un proyecto se podrá refactorizar o leer por terceras personas siempre y cuando cumpla con estos preceptos de legibilidad. Esto implicará una mejor calidad final del producto ya que mejorará su seguridad integral.

Finalmente, si está interesado en mejorar la escritura de su código fuente, le proponemos la consulta de los siguientes estándares sobre cada lenguaje de programación:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada